Como se calcula el coste fijo

Como se calcula el coste fijo

Calculadora de costes fijos

By Janet Berry-Johnson, CPA on November 18, 2019Cuando haces un presupuesto empresarial o revisas los gastos de tu empresa, esos gastos suelen clasificarse como costes fijos o costes variables. Si bien ambos son importantes, obtener una imagen clara de los costos fijos de su negocio es crucial. ¿Por qué? Porque necesitas tener suficiente dinero en efectivo para cubrir los costes fijos, incluso si no tienes ventas.
Los costes fijos, a veces denominados gastos generales, son gastos que no cambian de un mes a otro, independientemente del volumen de ventas o de producción de la empresa. En otras palabras, son gastos fijos que la empresa debe pagar, al menos a corto plazo.
Algunas empresas tienen costes fijos elevados. Por ejemplo, los fabricantes suelen tener costes fijos elevados porque necesitan equipos y espacio para sus operaciones, aunque no hayan vendido ni un solo producto.
Por otro lado, algunas empresas tienen costes fijos bajos y costes variables más altos. Por ejemplo, una peluquería canina ambulante puede tener pocos gastos fijos entre un trabajo y otro, pero tiene costes variables más elevados (como el kilometraje, el champú, las golosinas para perros y los accesorios).

Fórmula de coste fijo medio

Escanear activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Un coste fijo es un coste que no cambia con el aumento o la disminución de la cantidad de bienes o servicios producidos o vendidos. Los costes fijos son gastos que tiene que pagar una empresa, independientemente de cualquier actividad comercial específica.
Las empresas tienen una amplia gama de costes diferentes asociados a su negocio. Estos costes se desglosan por costes indirectos, directos y de capital en la cuenta de resultados y se anotan como pasivos a corto o largo plazo en el balance. En conjunto, tanto los costes fijos como los variables conforman la estructura total de costes de una empresa. Los analistas de costes se encargan de analizar tanto los costes fijos como los variables mediante diversos tipos de análisis de la estructura de costes. En general, los costes son un factor clave que influye en la rentabilidad total.

Fórmula del coste variable

El coste fijo de un proyecto o negocio que no se puede modificar. Conocer los costes fijos es esencial para llevar una contabilidad adecuada, ya que te ayuda a ver qué costes debes pagar cada mes, y no tienes posibilidad de recortarlos para que tu negocio sea más rentable. En general, los costes fijos se imaginan en escalas más pequeñas (de 6 meses a un año), ya que todos los costes pueden cambiar en algún momento. No obstante, debes conocer tus costes fijos para cualquier año[1].
Resumen del artículoPara calcular los costes fijos, empieza por hacer una lista de todos los costes de tu empresa durante un periodo de tiempo determinado. En tu lista, incluye cosas como los salarios del personal, los impuestos y los permisos. A continuación, separa tu lista en costes que cambian con el tiempo, llamados costes variables, y los que permanecen igual, o costes fijos. A continuación, suma los costes fijos. Por último, divídelos por el número de productos individuales que has producido en ese mismo periodo de tiempo para obtener el coste fijo por unidad. Si quieres saber cómo proyectar los costes fijos en el futuro, sigue leyendo.

Cómo calcular el coste total

Los costes fijos son los que no cambian en función de los niveles de producción, como los activos, por ejemplo, los edificios y los equipos. Explore la definición y los ejemplos de costes fijos y aprenda cómo encajan los costes fijos en la fórmula del coste total.
Costes fijosTodos los costes empresariales pueden clasificarse como costes variables o costes fijos. Los costes fijos son aquellos que no cambian en función de los niveles de producción, mientras que los costes variables aumentan o disminuyen en función de la producción. Los costes fijos pueden ser activos como edificios y equipos. Por ejemplo, una empresa de bebidas que embotella agua va a necesitar un edificio físico y una línea de montaje que incluya equipos especializados. Si suponemos que el edificio y el equipo son alquilados, hay un pago mensual por cada uno de ellos. La empresa es responsable de pagar el 100% de las mensualidades, tanto si produce una caja de agua embotellada como 10.000 cajas de agua embotellada. Es importante señalar que los costes fijos no son siempre los mismos. Al igual que el precio de cualquier cosa, pueden cambiar, a veces de forma imprevisible y otras de forma regular, pero lo hacen en función de algún otro factor, no del nivel de producción. Por ejemplo, si se está renegociando un contrato de arrendamiento y un pago de 10.000 dólares al mes se incrementa a 10.500 dólares al mes, los costes fijos han aumentado, pero no por los niveles de producción.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad