Coste de respuesta ejemplo

Coste de respuesta ejemplo

Ventajas y desventajas del coste de la respuesta

Definición/Descripción:  La lotería de coste de respuesta puede utilizarse para alumnos individuales, pequeños grupos o todo el grupo. El propósito principal de esta estrategia es aumentar la frecuencia de las conductas deseadas.    (Intervention Central, 2015).  Para iniciar esta estrategia el profesor o la clase necesita desarrollar un “menú” de recompensas, que son las recompensas que los estudiantes pueden recibir si lo hacen bien. El profesor selecciona de 1 a 3 conductas en las que debe centrarse para reducirlas para un estudiante específico, o para la clase. El profesor tiene que elegir un momento en el que aplicar esta estrategia al principio. A medida que la estrategia avanza, el tiempo puede aumentar, pero cuando se acaba de empezar debe ser de unos 15 minutos para toda la clase y para un individuo. Esto se debe a que quiere ser capaz de monitorear efectivamente a los estudiantes durante ese tiempo permitido. Hay que tener claro cuál es el número posible de puntos que se pueden recompensar. Alumno(s) entonces escribe su nombre en un papel para toda la clase o para un individuo puede hacer que tienen que llegar a x número. Elija un momento para el “sorteo” y asegúrese de que los alumnos saben cuándo será. Por ejemplo, cada semana, cada mes, al final del trimestre o al final del día. Sólo asegúrate de hacérselo saber con antelación (Intervention Central, 2015).

Coste de respuesta pdf

Descripción de la estrategia El coste de respuesta es un caso especial de un procedimiento de castigo que implica quitar posesiones, puntos, fichas o privilegios deseables en pasos planificados e incrementales tras la ocurrencia de un comportamiento indeseable o el incumplimiento de un objetivo específico. Es decir, comportarse de forma inadecuada o indeseable le cuesta al individuo algo que ya posee o privilegios que disfruta actualmente y a los que espera tener acceso en el futuro. Técnicamente, el componente de coste del procedimiento se denomina “pérdida de reforzadores” -lo que significa que los individuos pierden algo que valoran o consideran deseable y que poseen en la actualidad- y el procedimiento da lugar a una reducción o debilitamiento de la conducta tras la eliminación de un estímulo positivo. Su objetivo final, al igual que el de …

Coste de respuesta frente a castigo negativo

Navegue por el glosario utilizando este índiceA | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | OP | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z | Página:  (Anterior) 1 … 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 … 24 (Siguiente)R
Respuestas operantes que pueden variar en su topografía pero que producen las mismas o similares consecuencias. Por ejemplo, decir “Por favor, abre la puerta” y abrir físicamente la puerta son miembros de la misma clase de respuesta si ambas dan como resultado una puerta abierta.
La reducción de una respuesta por el tiempo y/o el esfuerzo que supone la respuesta concurrente. La terminología distingue las reducciones causadas directamente por la respuesta concurrente de las causadas por los reforzadores producidos por la respuesta concurrente. Cf. INHIBICIÓN.
Procedimiento reductor en el que se retira continuamente una cantidad determinada de reforzadores disponibles tras la respuesta. Normalmente estos reforzadores se retiran de la reserva del cliente, como ocurre con la pérdida de puntos o de yardas, o con las multas. Sin embargo, en una modificación de este procedimiento, el coste de la respuesta de bonificación, los reforzadores se retiran de una reserva de reforzadores potenciales de bonificación. 25

Ejemplo de coste de respuesta

“El coste de respuesta es un método de condicionamiento operante basado en los principios del castigo y consiste en eliminar un estímulo positivo para disminuir un comportamiento específico (Henington y Doggett, 2010).  El coste de respuesta, también llamado contingencia de coste, es la base de las multas, las multas de tráfico y las penalizaciones por yardas en el fútbol.  El coste de respuesta suele adoptar la forma de un sistema de puntos o fichas en el que el individuo pierde puntos o fichas por realizar alguna conducta no deseada. El niño gana puntos por mostrar comportamientos positivos específicos y pierde puntos por mostrar comportamientos negativos. En un momento determinado, el niño puede canjear sus puntos por recompensas (Curtis, Pisecco, Hamilton y Moore, 2006).  El coste de la respuesta puede ser gestionado externa o internamente. En los programas gestionados externamente, los profesores, los padres o algún otro individuo capacitado se encargan de eliminar el estímulo positivo. En los programas autogestionados, el individuo es responsable de eliminar el estímulo.
El costo de respuesta puede ser extremadamente efectivo para reducir las conductas no deseadas, especialmente cuando se usa en combinación con elogios, un sistema de puntos (fichas) y el tiempo fuera como procedimiento de respaldo.  El coste de respuesta puede utilizarse en casa, en el aula o en el patio de recreo y es fácil de aplicar (Keeney, Fisher, Adelinis y Wilder, 2000).  Borrego y Pemberton (2007) descubrieron que el coste de respuesta era la estrategia de gestión de la conducta más popular y aceptable entre los padres encuestados de entre la lista de seis técnicas de gestión de la conducta más utilizadas en la sociedad estadounidense.  El coste de respuesta puede ser supervisado por una sola persona y requiere poco tiempo o dinero adicional.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad